David Hockney: la fotografía es menos real que la pintura.

David Hockney: la fotografía es menos real que la pintura.
5 (100%) 1 vote

Luego de haberle dedicado un intenso período a la técnica de los “joiners” a principio de los 80s, David retoma la pintura. Lo hace con una reivindicación bajo el brazo.

Rompiendo barreras

Abiertamente homosexual desde sus inicios, incluso mostrándolo antes de que en Inglaterra fuera legal, en 1962 Hockney se niega a realizar como trabajo final en la Royal College Of Arts, un desnudo femenino y un ensayo escrito; en cambio entrega el collage «Life Painting for a Diploma». Las autoridades del RCA cambiaron sus reglas, otrogándole finalmente el susodicho diploma al artista, en reconocimiento de su talento.

«Life painting for a diploma»

Unos años antes de la despenalización de la homosexualidad en Inglaterra, Hockney nos trae «We Two Boys Together Clinging» (Nosotros, Dos Chicos Juntos y Bien Pegados) – 1961.

Hockney, David; We Two Boys Together Clinging; Arts Council Collection;

Joiners

Comenzó con instantáneas de Polaraoid, las que luego disponía en forma de cuadrícula para dar lugar a una imagen general. Más tarde desaparece la cuadrícula, dando lugar a armados de clara reminiscencia cubista. Abandona la Polaroid, usando una cámara reflex.

Amigo del cubismo

Se ve que la simpatía de Hockney por el cubismo alcanza territorios metafísicos. Picasso y Braque, que se hallaban en un momento histórico que de manera inherente proponía la comparación entre fotografía y arte, dieron con el cubismo alegando que permitía captar la esencia del objeto; entre otras muchas cosas, porque se lo representaba de dos o más puntos de vista a la vez: ni una fotografía, ni un cuadro diseñado bajo las directrices de la perspectiva renacentista podían llegar a eso.  

Madre de Hockney

Pero Hockney parece darle un giro a la cuestión planteada por la primer vanguardia del siglo XX: los ‘joiners’ son un acercamiento a la perspectiva cubista, utilizando fotografías. Parece haber un intento de síntesis dialéctica en el movimiento de Hockney. Tomando registro con su cámara de una misma escena desde ángulos ligeramente diferentes, recomponiéndola luego, una vez el rollo revelado y con las fotografías en la mano, el artista arma un collage que remite fuertemente al cubismo.   

Vemos a Hockney en plena elaboración de un «joiner» (audio inglés)

Pero el intento de síntesis no pudo constituirse del todo. Hockney abandona los ‘joiners’ habiendo llegado a lo que parece una conclusión bastante definitiva: no se puede escapar de la frialdad del proceso mecánico implicado en la captura fotográfica. Principalmente por el tema del tiempo.

“Las fotografías no tienen realmente vida, en el sentido en que sí la tienen la pintura o los dibujos. Y me di cuenta de que por lo que  son, no podían tenerla nunca.

Comparémoslo con Rembrandt mirando su propia cara horas y horas, poniendo esas horas en la pintura que luego vemos. De hecho son muchas más horas de las que tú te pasarás observando la obra. La fotografía es totalmente lo opuesto: es una fracción de segundo. Y esto se ve y se transmite a la obra”.

David Hockney
Summary
David Hockney: la fotografía es menos real que la pintura.
Article Name
David Hockney: la fotografía es menos real que la pintura.
Description
►► “Las fotografías no tienen realmente vida, en el sentido en que sí la tienen la pintura o los dibujos. Y me di cuenta de que por lo que son, no podían tenerla nunca". ♀♀↨↨
Author
Publisher Name
todocollage
Publisher Logo
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *