Joan Miró

Joan Miró
5 (100%) 1 vote

Joan Miró y el collage tridimensional

Joan Miró fue un artista catalán que vivió a durante siglo XX y tuvo relación con el surrealismo. Es conocido bajo el mote de pintor-poeta y en 1927 dijo que quería llevar a cabo un “asesinato del arte”.

Fascinación de Joan Miró por los objetos.

Es conocida la fascinación de Miró por los objetos. Simplemente si veía algo que le llamara la atención lo recolectaba. Con ellos ambientaba su taller (a la manera del dadaísta Switchers) y utilizaba la atmósfera que ellos le sugerían para la obra.

En 1936 escribe a Matisse:

“Me siento atraído por una fuerza magnética hacia un objeto, sin premeditación alguna, luego me siento atraído por otro objeto que al verse ligado al primero produce un choque poético, pasando antes por ese flechazo plástico, físico, que hace que la poesía te conmueva realmente y sin el cual no sería eficaz”

Joan Miró en una carta a Henry Matisse
«Bailarina Española» Joan Miró – 1928

Bailarina española (1928)

Quizás la obra más paradigmática en lo referente a collage en tres dimensiones o ensamblaje, sea su serie de “Bailarina española” en 1928.

Miró había desarrollado este mismo tema («Retrato de Bailarina Española», 1921) de una manera estrictamente pictórica y tomando como modelo el retrato de la cantante Conchita Perez, que había aparecido en una revista ilustrada en 1920.

Miró ya había trabajado el tema de la bailarina en 1920

Joan Miró y el surrealismo

En 1924 entra en contacto con el surrealismo de André Breton en París y aunque no pone su firma en el manifiesto surrealista, este movimiento lo fascina. Al punto que André Bretón dirá que Miró es el más surrealista de los pintores.

1925 año de saltar a la fama

La fama le llega tras una exposición de 1925 donde expuso 16 pinturas y 15 dibujos. A ella acudieron todos los surrealistas y Picasso contrató una banda para que tocara durante la inauguración, que se produjo a medianoche. Algo nada usual por aquellas épocas.

Los años 30

En los años 30, Miró seguiría experimentando con los objetos y ensamblajes. Por ejemplo la obra “L’objet du couchant” realizada entre 1935 y 1936 es una pintura-objeto desarrollada a partir de un tronco en forma de ele.

“L’objet du Couchant» Joan Miró – 1936

Esta obra representa la cabeza y el cuerpo de una mujer. Es de color rojo sangre. En un extremo encontramos, dentro de un círculo algo deforme y blanco, una de sus clásicas arañas, que vendría a representar el sexo de la mujer. En la parte superior un quemador de gas. De él pende una cadena y un resorte de cama, quizás el cabello rizado de la mujer. La obra es visual y erótica; la cadena que pende del resorte le otorga dinamismo y dialoga con el espectador.

Sin embargo este acercamiento a lo erótico está ligado a algo más primitivo que a una interpretación vía Freud o psicoanálisis. Miró concebiría el arte como una documentación de la vida tal como es; una realidad unificada sin el peso vigilante de los compartimentos oscuros, los magmas del inconsciente de los que se ocupaba Bretón y por los que tenían que hacer todo tipo de malabares para ingresar o dejar salir (escritura, pintura automáticas) Miró en ese sentido es un poeta natural, más que un surrealista.

Fuente

https://www.fmirobcn.org/blog/es/2016/12/14/erotismo-los-objetos/#_ftn2