Collage tridimensional y ensamblaje

Collage tridimensional y ensamblaje
5 (100%) 3 votes

¿Qué es el collage tridimensional?

Es una técnica desarrollada por los cubistas Braque y Picasso, donde se utilizan materiales que no son los usuales de la pintura al óleo, como por ejemplo papel, alambre o hilo de hierro. En el desarrollo dadaísta y surrealista, deshechos de la basura, orgánicos e inorgánicos, arena, paja, barro. La técnica está a medio camino entre la escultura y la pintura, pero no llega a ser ni la una ni la otra. Tiene relación con los denominados “assemblages”  y “ready made”, estos últimos dados a conocer por el artista Marcel Duchamp alrededor de 1915.

Joan Miró (1893 – 1983)

El artista catalán Joan Miró también desarrolló una obra de assamblages a lo largo de su vida, interesado por pequeños objetos sin aparente relevancia a los que les daba significación poética.   

Inicios del collage tridimensional

De las primeras obras a la que podemos denominar “collage tridimensional” es “Guitarra” de Pablo Picasso, de 1912. Se trata de una escultura que no llega a ser del todo escultura, ya que no es tallada ni esculpida (y es justamente aquí donde entra la denominación de collage tridimensional). Picasso construye el objeto  con láminas de cartón e hilos de hierro.

«Guitarra» de Pablo Picasso – 1912

La obra si bien tiene un mayor dinamismo buscado por el artista, y conseguido al representar un objeto que sobresale de las dos dimensiones, es monocromática. Predominando el marrón del cartón y los alambres, que representan las cuerdas de la guitarra.

En 1913 Picasso vuelve a la carga con otro ejemplar de lo que ya es una serie “Guitarras”. En este caso tampoco se trata ni de una pintura, ni de una escultura. Usando ahora sí color y estos materiales:

Carboncillo

Lápiz

Tinta

Papel pegado

Incluye recortes de periódicos que hablan de manifestaciones sociales, en consonancia con la línea humanista y filológica que el autor mantendría toda su vida.

«Guittarra» Pablo Picasso -1913

Así nace el concepto de collage tridimensional, ya que no es  ni una escultura como hasta ese momento se concebía, pero tampoco se cierne a las dos dimensiones como sería el caso de un cuadro al óleo.

Picasso además introduce con estas obras, el arte del objeto común,  en el terreno de la escultura. El objeto representado no es una figura humana, sino un objeto de la vida cotidiana.  

Georges Braque (1882 – 1963)

Georges Braque, el otro principal referente del cubismo, está involucrado en el surgimiento de esta técnica, desarrollándola a la par de Picasso. Algunas fuentes señalan que es Braque el verdadero precursor.

Otro gran referente del cubismo, Juan Gris, desarrolló una parte importante de su obra bajo esta técnica, podemos decir que tanto el collage papier-coller, como el tridimensional vieron en el movimiento cubista de principios del siglo XX una matriz de desarrollo, que luego sería extendida por las corrientes dadaísta y surrealista.

Desarrollo dadaísta europeo del collage tridimensional: Kurtz Schwitters y los MERZ  (1919)

Kurt Schwitters nació en Hannover, Alemania, en 1887. Comenzó una carrera como arquitecto, pero luego  decidió dedicarse a la pintura trasladándose a la ciudad de Dresde, donde se deja cautivar por el Constructivismo Holandés o De Stijl.

En 1918 expuso sus obras de estilo cubo-futurista y estuvo estrechamente ligado al movimiento dadaísta de Berlín y Zurich.

Desplazado del movimiento dadaísta berlinés, se autoproclamó dadaísta y siguió su obra en Hannover. Este alemán incursionó en el collage tridimensional y ensamblaje (ver más abajo) con sus autodenominados “Merz”. Nombre que inventara a partir de la palabra alemana “Kommerz”, presente en alguno de los recortes de sus collages.

Utiliza para estas obras materiales de deshecho como:

Boletos de ómnibus

Periódicos

Afiches

Lana

Botones

Tela

El MERZ «Merzbild-Rossfett» Kurt Schwitters – 1919

Luego “Merz” se convertiría también en el nombre de una revista editada por Schwitters, en torno a la cual giraría el dadaísmo alemán de la época.

Luego de los Merz, los Merzbau.

El artista también realizaba una suerte de exposiciones (primero en su casa en Alemania, luego con exposiciones en Noruega e Inglaterra), los “Merzbau” (deformación de la palabra “Merz”) Se trataba de una aglomeración de objetos de todo tipo dentro de un cuarto. Las Merzbau comenzaron en 1933, cuando el artista finalizó su primer exponente de este tipo de obras en una de las habitaciones de la casa familiar en Hannover, Alemania, donde residía.

Se trataba de un cuarto totalmente reacondicionado a través de una acumulación de objetos personales, cosas aparentemente banales como un vaso, lo que le daba al habitáculo una redimensión y redefinición del espacio. Podríamos hablar de un espacio dadaísta, y también cubista, ya que de estas dos vertientes bebe la obra de Schwitters.

Así lucía una «Merzbau» en 1933

Collage tridimensional y “assemblage art”  

Esta técnica del collage está en la línea del collage de tres dimensiones, llegándose a utilizar el término “ensamblaje” como sinónimo de collage de tres dimensiones.

Génesis del término «ensamblaje»

Es Jean Dubuffet quien alrededor de 1955 acuña el término “assemblage” para referirse a una serie de collages de su autoría, entre los que se encuentran algunos realizados con alas de mariposas. Titula a esta serie de 1955 “assemblages d’empreintes”.

Obra de Jean Dubuffet donde utiliza como material alas de mariposas

Dubuffet es un artista francés emparentado con el surrealismo y conocido por el desarrollo junto a André Breton del “art brut”, un arte que intenta ser no profesional inspirado en las obras de pacientes psiquiátricos y niños, que evita la implementación de materiales tradicionales, usando por ejemplo:

Arena

Alquitrán

Barro

Yeso

Materiales orgánicos en descomposición

Paja

Collage tridimensional y neo-dadá

En los 50s irían apareciendo artistas de New York que trabajan con materiales no artísticos para generar una obra. Serían llamados posteriormente neo-dadas y constituyen la línea de ascendencia del arte pop.

Robert Rauschenberg y sus “combine paintings”.

Esta técnica incorpora objetos seleccionados por el artista combinándolos en un canvas usual. Va tomando forma un intermedio entre la escultura y la pintura.

«Canyon» Robert Rauschenberg – 1959

En su obra “Canyon” de 1959, Rauschberg utiliza los siguientes materiales:

Oleo

Carbonilla

Papel pegado

Metal

Fotografías

Papel impreso

Madera

Espejos

Mas Dadá newyorkino: Jasper Johns.

Intentando huir del sentimentalismo y las emociones exageradas del expresionismo abstracto, Jasper retoma el objeto cotidiano como tema. Traza de esta manera las carreteras que desembocarían más tarde en el arte pop de la mano de Andy Warhol.

«Three Flags» Jasper Johns – 1958

De 1958 es “Three Flags”, una obra llevada a cabo con  técnica de la encáustica, que consiste en mezclar los pigmentos de la pintura y cera de abeja. El objeto tema de la obra es la bandera de Estados Unidos.

En 1964 tanto “Souvenir”, como  “Souvenir 2” incluyen un cenicero intervenido, acoplándose al resto de la obra realizada con la técnica de encáustica en el primer caso y oleo en el segundo.

«Souvenir» Jasper Johns – 1970

Exposición “The art of assemblage” y acuñación definitiva del término assemblage art.

En 1961 el término “assemblage” cobraría un status de más relevancia en el arte del siglo XX tras la exposición realizada en el Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York bajo el nombre “The art of assamblage”. En esta importante exposición se muestran los trabajos de collages tridimensionales y ensamblajes de Picasso, Man Ray y, entre otros, los el francés Dubuffet, y el americano Rauschenberg con sus “combine paintings”.

Tuvo lugar en el MoMa de Nueva York entre el 4 de Octubre y el 12 de Noviembre de 1961.

Se expusieron obras de:

Braque

Dubuffet

Marcel Duchamp

Picasso

Kurt Schwitters

Man Ray

Joseph Cornell

Robert Rauschenbrerg

Wallace Berman

Bruce Conner

Edward Kienholz

El curador de la exposición en el MoMa, William C. Seitz, dijo

 «El collage no puede ser definido como una mera técnica de cortar y pegar, ya que su significación radica no en su excentricidad técnica sino en su relevancia en dos de las cuestiones que han sido planteadas en el siglo XX: la naturaleza de la realidad y la naturaleza de la pintura misma. El collage ha sido el medio a través del cual el artista incorpora la realidad en la pintura sin imitarla.»

William C. Seitz
Los Ready-mades de Marcel Duchamp en la exhibición de 1961

Elección del término “ensamblaje”

El curador Seitz tomó como antecedentes para nombrar este tipo de obras, fundamentalmente dos cosas: una es la definición de la palabra “ensamblaje” en el diccionario (segunda definición)

“Fijación de partes y piezas juntas como una maquinaria de carpintería y ebanistería.”

Segunda definición del diccionario para la palabra «ensamblaje»

Seitz hace foco en que los elementos usados por los artistas no son fabricados con un objetivo artístico, ya que se trata de cosas viejas en desuso, que tras agruparlos el artista cobran el sentido de unicidad de la obra de arte.

Libro editado por el MoMa acerca de la exposición de 1961

Por otro lado, la operatoria que se realiza sobre estos objetos no es la de la pintura ni la de la escultura, ya que los van agrupando, pegando.

Otro de los antecedentes que toma Seitz para nombrar la exposición del Moma de 1961, “The art of assemblage”, es la denominación que el propio Dubuffet había implementado hacía algunos años para llamar a su serie hecha con alas de mariposa “assemblages d’empreintes” (ver más arriba)

Dubuffet dudaba de esta palabra, optando luego por relegarla a las obras de los primeros cubistas de los años 20.

La palabra ensamblaje, además, es estratégica, pues en este término podemos englobar las disciplinas del collage, fotomontaje, decollage y montage, también presentes en la exposición.  

Seitz señaló en su introducción al catálogo de la exposición

 «La actual ola de assemblage… marca un cambio del arte subjetivo, fluidamente abstracto, hacia una revisada asociación con el medio ambiente. El método de yuxtaponer es un vehículo apropiado para expresar sentimientos de desencanto por el resbaladizo idioma internacional en que ha tendido a manifestarse la abstracción libremente articulada y los valores sociales que esta situación refleja».

William C Seitz